980,00 

Dogubayazit está bien al este de Turquía, casi en la frontera con Irán y Armenia, a las faldas del icónico monte Ararat, el mismo que puedes ver por el otro lado desde Yerevan, Armenia, y objeto de muchas luchas por ser considerado por los armenios parte de su territorio (Armenia en un momento del pasado era más grande y esta zona era territorio armenio). La mayor parte de la población es kurda.

Este misterioso kilim vintage está hecho en estrechas bandas que se han unido para crear un kilim único y muy diferente. El fondo es de un único color, pero al tener «abrash» o cambios de color y gradaciones, le da profundidad. Todo el campo está lleno de motivos  «pitrak», tejidos en la técnica cicim. «Pitrak» en turco significa «cardo», pero su origen se ha perdido con el tiempo y probablemente tiene un origen solar. Podría entenderse más como la representación de una planta, más que un cardo y por tanto, simbolizaría la fertilidad, al igual que cuando se representa una espiga de trigo o una granada. Este kilim es una pieza excepcional y con carácter.

226×180 cms

Años 1950

1 disponibles

¿Quieres saber cuánto te costará el envío? Añade el producto al carrito y podrás usar la calculadora de envíos en el siguiente paso.
REF: K1805008

Dogubayazit está bien al este de Turquía, casi en la frontera con Irán y Armenia, a las faldas del icónico monte Ararat, el mismo que puedes ver por el otro lado desde Yerevan, Armenia, y objeto de muchas luchas por ser considerado por los armenios parte de su territorio (Armenia en un momento del pasado era más grande y esta zona era territorio armenio). La mayor parte de la población es kurda.

Este misterioso kilim vintage está hecho en estrechas bandas que se han unido para crear un kilim único y muy diferente. El fondo es de un único color, pero al tener «abrash» o cambios de color y gradaciones, le da profundidad. Todo el campo está lleno de motivos  «pitrak», tejidos en la técnica cicim. «Pitrak» en turco significa «cardo», pero su origen se ha perdido con el tiempo y probablemente tiene un origen solar. Podría entenderse más como la representación de una planta, más que un cardo y por tanto, simbolizaría la fertilidad, al igual que cuando se representa una espiga de trigo o una granada. Este kilim es una pieza excepcional y con carácter.

226×180 cms

Años 1950

Peso 5.9 kg