750,00  IVA incl.

Antiguo Oriente Próximo, Siria, siro-hitita. La mitología de los hititas está fuertemente influenciada por la religión de los hattis, hurritas y babilonios y conserva elementos notables de la religión protoindoeuropea. Los hititas asumieron numerosas deidades y mitos de todos ellos y su panteón era conocido como «el de los mil dioses».

Una hermosa figura siro-hitita de Astarté con ojos misteriosos y una presencia casi de búho, y sin embargo, su cuerpo monolítico, con manos y dedos delineados colocados uno sobre sus senos y el otro en la cadera, sigue siendo claramente humano. El collar aplicado se embellece con estrías incisas que adorna su forma, flanqueado por hombros angulosos. El diseño de los ojos se relaciona con el motivo popular que se encuentra en la cultura visual en todo el antiguo Oriente Póximo en el que los ojos son grandes y atentos para mostrar devoción religiosa. Finalmente, su rostro de pájaro está coronado por un elegante peinado hábilmente delineado y acompañado de dos incisiones a modo de pendiente. Una maravillosa interpretación de Astarté, la diosa que también se conocía como Ishtar en algunas partes de Mesopotamia y estaba asociada con la feminidad, la maternidad y la guerra. La figura está rota y pegada en la zona de los muslos.

12x4cms

1500-1000 A.C.

Hay existencias

¿Quieres saber cuánto te costará el envío? Añade el producto al carrito y podrás usar la calculadora de envíos en el siguiente paso.
REF: Diosa Madre 2

Antiguo Oriente Próximo, Siria, siro-hitita. La mitología de los hititas está fuertemente influenciada por la religión de los hattis, hurritas y babilonios y conserva elementos notables de la religión protoindoeuropea. Los hititas asumieron numerosas deidades y mitos de todos ellos y su panteón era conocido como «el de los mil dioses».

Una hermosa figura siro-hitita de Astarté con ojos misteriosos y una presencia casi de búho, y sin embargo, su cuerpo monolítico, con manos y dedos delineados colocados uno sobre sus senos y el otro en la cadera, sigue siendo claramente humano. El collar aplicado se embellece con estrías incisas que adorna su forma, flanqueado por hombros angulosos. El diseño de los ojos se relaciona con el motivo popular que se encuentra en la cultura visual en todo el antiguo Oriente Póximo en el que los ojos son grandes y atentos para mostrar devoción religiosa. Finalmente, su rostro de pájaro está coronado por un elegante peinado hábilmente delineado y acompañado de dos incisiones a modo de pendiente. Una maravillosa interpretación de Astarté, la diosa que también se conocía como Ishtar en algunas partes de Mesopotamia y estaba asociada con la feminidad, la maternidad y la guerra. La figura está rota y pegada en la zona de los muslos.

12x4cms

1500-1000 A.C.

 

Peso 0.9 kg