El local, de origen medieval, conserva sus austeros muros de piedra y gigantescas vigas y columnas de madera de castaño. Este ambiente tranquilo y recogido es ideal para mostrar su fabulosa colección de alfombras y kilims tribales.
 

Alistair se encarga del diseño de las alfombras modernas

Posteriormente las tejen refugiadas tibetanas en Nepal

Viajando por el mundo

Para traerte los mejores productos

Regularmente nos acercamos a Turquía e Irán y a otros países de forma puntual, siempre a la búsqueda de cualquier forma de arte tribal antiguo, ya sea una alfombra, un saco, una manta para caballo, una cuna o abalorios y collares antiguos.

Adquirimos conocimiento de primera mano, hablando con la gente del bazar y con los nómadas, estudio que se complementa con libros, revistas e intercambiando opiniones con otra gente del mundillo de las alfombras.

Viajamos con el espíritu abierto para aprender de textiles y de otras formas de vivir y de ver el mundo.